Consejos para prevenir fraudes con tarjeta de crédito

Consejos para prevenir fraudes con tarjeta de crédito

8 Consejos para prevenir fraudes con tarjeta de crédito

Toma medidas y evita riesgos

Con el uso excesivo de las tarjetas de crédito, es necesario mantener el control para evitar caer en el fraude, ya que este tipo de delito está creciendo de forma dramática en Internet durante los últimos años, especialmente. Los usuarios saben que en este momento es más seguro introducir su número de tarjeta en un formulario en línea, que en un restaurante cuando se paga una factura.

Las investigaciones muestran que hay un aumento del número de casos de fraude, siendo más elevado el fraude cuando la tarjeta de crédito se utiliza para compras realizadas por teléfonos móviles. Es por ello que en esta ocasión te presentamos una serie de consejos clave que debes tener en cuenta para evitar ser víctima de posibles casos de fraude ahora y en el futuro.

¿Cómo prevenir fraudes con tarjeta de crédito?

Entonces ¿Cómo prevenir que esto nos ocurra? Verás que los consejos que te presentaremos corresponden a una serie de prácticas muy sencillas, pero con el poder de reducir las posibilidades de caer en fraudes. Estos consejos, son:

1. Vista sobre la tarjeta en todo momento

El primer punto es cuidar en todo momento la ubicación de la tarjeta de crédito cuando la usamos. Se recomienda mantener el ojo siempre abierto cuando se va a utilizar la tarjeta de crédito para recuperarlo rápidamente cuando es usada en establecimientos, por ello se debe cuidar del uso que hace el encargado y mantenerlo sobre el alcance de la visión.

2. Evitar revelar datos por teléfono

Debes tener cuidado al usar su tarjeta y la información sobre ella, pues nunca debemos dar el número de cuenta y datos relacionados a través de vía telefónica, a menos que estemos seguros de que la empresa es fiable o que nos hemos comunicado con ellos directamente. Tampoco es seguro dar el número de tarjeta de crédito por teléfono a cualquier empresa con la excusa de que están con un “problema informático” y deben actualizar datos o corroborar información.

3. Cuidado con el correo electrónico

La comunicación a través de los correos electrónicos ha sido uno de los canales más viables para el acceso a información de clientes y con ello, la ejecución de fraudes con tarjeta de crédito. Por ello recomendamos que nunca se responda a correos electrónicos que soliciten información de la tarjeta de crédito o incluso mensajes de correo electrónico que pidan que te dirijas a un sitio web en particular o enlace, para comprobar información personal y datos sobre la tarjeta de crédito. Son casos tan frecuentes que reciben el nombre de estafas de “phishing”. No se debe compartir información en cualquier sitio dudoso o desconocido.

consejos

4. No escribir el PIN en la tarjeta

Si, hay casos en los que esto sucede porque muchas personas olvidan con facilidad información clave. Aunque si bien es posible que recordar claves y demás datos de seguridad pueda ser un problema, en especial cuando usamos varias distintas, nunca se debe escribir el número de PIN en la tarjeta de crédito o en cualquier lugar cerca de su tarjeta de crédito, de modo que cualquier persona tenga acceso a ella y pueda realizar transacciones. Esta información puede estar almacenada en un sitio seguro, si se requiere tenerla registrada.

5. Protección de la tarjeta y los recibos

Se recomienda que la información y los artículos como las tarjetas de crédito, facturas, registros y/o recibos, estén en un solo lugar y al margen de un fácil acceso particular a ellos. La información contenida allí es de vital importancia, razón por la que se recomienda siempre no dejar las tarjetas de crédito ni los recibos dispersos.

6. Evita llevar todas las tarjetas contigo

Muchas personas almacenan en su billetera la totalidad de las tarjetas de crédito que tienen, incluso cuando muchas de ellas no son de menester porque cuentan con un uso particular o de muy poca frecuencia. Es por ello que recomendamos que tengas en tu cartera o mochila, las tarjetas de crédito que realmente necesitas en tu día a día, y las tarjetas de crédito adicionales, que rara vez utilizas, pueden quedarse en un lugar seguro. De esta manera , en caso de pérdida o robo, no se llevarán todas las tarjetas.

7. Revisar condiciones de uso

Sin duda, uno de los aspectos más importantes a la hora de usar una tarjeta de crédito tiene que ver con el conocimiento general que debemos tener del instrumento financiero, por ello es muy importante que además de conocer sus características particulares, también estemos al tanto de todo lo relacionado con el pago. Al realizar la apertura de tus cuentas de tarjetas de crédito, asegúrate de que no hay algún coste adicional. Te recomendamos tratar las facturas de tus tarjetas de crédito de la misma forma en las que tratas las facturas mensuales.

8. Notificar anomalías

Si al verificar tus gastos encuentras algún cargo para el que no tiene un recibo o el que no reconoces ni recuerdas, entonces debes notificar de inmediato al emisor de la tarjeta de crédito con el fin de aclarar esta transacción. Si no tienes un recibo o notificación, es probable que se trate de una transacción no aprobada que pueda provenir de un tercero. Lo mejor será notificarlo en el menor tiempo posible y aclarar la situación.

Es crucial que como dueños de la tarjeta de crédito nos hagamos responsables no solo de la información y el manejo de los recursos, sino también de los elementos en físico, pues muchas personas tienden a prestar sus tarjetas, lo que maximiza el riesgo de fraude o acceso a su información. Recuerda que si quieres conocer más acerca de este campo, en nuestras secciones podrás encontrar mucha más información.