¿Cómo solicitar una tarjeta de crédito en un banco?

¿Cómo solicitar una tarjeta de crédito en un banco?

Cómo solicitar una tarjeta de crédito en un banco paso a paso

Pide tu tarjeta y aprovecha los beneficios

Antes de completar una solicitud de tarjeta de crédito, vale la pena revisar si podemos ser aceptados o no. Si has sido rechazado en el pasado, por ejemplo, o simplemente quieres garantizar la adopción de su análisis de crédito y el producto financiero, existe una serie pasos que puedes tomar para que sea más atractivo para los prestamistas y en este sentido, mejorar y aumentar tus posibilidades de acceder.

Los prestamistas (bancos e instituciones financieras), establecen un conjunto de criterios cuando se trata de aceptar solicitudes de tarjetas de crédito, y cada uno tiene diferentes necesidades que construyen un perfil para determinar si cada candidato es adecuado y tiene el perfil para acceder a esta herramienta y responder a ella. Sin embargo, para ser más atractivo y tener acceso a mejores paquetes y productos del mercado financiero, podemos realizar una serie de pasos para mejorar nuestro perfil, especialmente si nunca has tenido una tarjeta de crédito o nunca has tomado un préstamo.

Pasos para solicitar una tarjeta de crédito

Veamos a continuación una serie de pasos que debes considerar a la hora de solicitar una tarjeta de crédito. Estos son pasos que se pueden hacer antes de realizar el trámite de solicitud, a las que corresponden los primeros tres pasos, mientras que posteriormente profundizamos en el proceso directamente. Empecemos:

1. Realiza varias aplicaciones

A la hora realizar solicitudes de instrumentos financieros, especialmente en el caso de las tarjetas de crédito, las personas que ya tienen una cuenta con el banco, tienden a realizar esta solicitud directamente allí. Si bien es una decisión que podría facilitar aspectos como el trámite, conviene revisar otras opciones, en las que incluso, podemos acceder a beneficios y condiciones más beneficiosas para nosotras. Recomendamos realizar varias aplicaciones para tarjetas de uno o más bancos, teniendo en cuenta todas las condiciones y nuestras necesidades con el producto.

2. Cuida tu estabilidad financiera

Para las entidades financieras es sumamente importante que los solicitantes o clientes son confiables para obtener el crédito, por ello la estabilidad financiera que puedan comprobar de un candidato es tan importante. Aquí son varios los elementos que pueden ofrecer esta información, como por ejemplo vivir durante varios años en la misma dirección, mantener el mismo trabajo por un período razonable, como tres años, pagos constantes y a tiempo, y por supuesto, un buen historial crediticio. Si vas a realizar un cambio de estilo de vida, entonces puedes considerar pedir la tarjeta de crédito antes de hacer el cambio.

3. Reduce tus deudas

¿Cómo solicitar una tarjeta de crédito en un banco?

Mientras que los bancos quieren ver un poco de tu historia con los pagos regulares en algún tipo de crédito, es poco probable que se apresuren a ofrecer más, en especial si ya tienes varias tarjetas y préstamos en curso. Si tienes varias tarjetas de crédito en tu billetera, pero estás a la espera de una tarjeta especial, considera el cierre de algunas de estas cuentas para que sea más atractivo para los bancos, lo que les permitirá ver que cuentas con una buena gestión de tus finanzas.

4. Elige considerando tu presupuesto

La clave de elección de una tarjeta de crédito debe implicar considerar el porcentaje con el que debemos responder en cada cuota, es decir, debemos elegir una tarjeta sobre la base del presupuesto fijo con el que contemos y descartar aquellas tarjetas con límites cercanos a nuestro dinero fijo mensual en el que comprometemos mucho más del dinero necesario o siquiera pensado. Recuerda que los pagos deben realizarse a tiempo y no tener cómo hacer frente a la deuda, es un error desde el primer momento.

5. Prioriza una tarjeta de crédito nacional

Los beneficios y la cantidad de características con las que cuenta la tarjeta de crédito internacional pueden implicar una tentación demasiado grande, razón por la que recomendamos optar en primera instancia por una tarjeta de crédito nacional. Estas, generalmente, tienen límites inferiores, anualidades, tarifas y tasas de interés más bajas que facilitan la adaptación, en especial, en clientes primerizos en estos instrumentos. De hecho, contamos con un artículo dedicado a este tipo de tarjetas, por si quieres más información.

6. Busca opiniones y referencias

Parte importante de tomar una decisión, implica considerar puntos de vista, escuchar referencias y en general, opiniones sobre las experiencias de otras personas, aún teniendo en cuenta que siempre las condiciones pueden variar y que cada caso es siempre distinto. Por ello, puedes recurrir a conocer las experiencias de otros clientes visitando sitios con comentarios y análisis de diversas tarjetas de crédito disponibles en el mercado. Puedes comparar los beneficios, comisiones, programas de relaciones, intereses y comisiones, etc.

Una tarjeta de crédito es una de las mejores herramientas para la construcción de una red de emergencia. Hacer pagos a tiempo y mantener una tasa de utilización de tarjetas de crédito de menos de 30% son movimientos típicamente inteligentes para una buena declaración de propiedades saludables. Cuando llega el momento de solicitar la tarjeta en el banco, hay reglas que debes seguir, aspectos de los que debes huir y algunos consejos prácticos para convertirte en un mejor cliente potencial de estos productos.