3 Diferencias entre la tarjeta de crédito y la tarjeta de crédito rotativo

3 Diferencias entre la tarjeta de crédito y la tarjeta de crédito rotativo

Elige la mejor opción para ti

El uso de las tarjetas de crédito es sin duda uno de los más frecuentes en la actualidad, dado que permiten acceder a una solución rápida en la que los clientes pueden acceder fácilmente a bienes y servicios. Sin embargo, también los créditos rotativos han ido ganando popularidad, dado que se convierten en entidades para libre consumo.

Su factor atractivo se debe especialmente a que cuentan con la posibilidad de renovar el cupo disponible en la medida en la que se van realizando los pagos, de manera que el cliente puede contar con los recursos necesarios de inmediato y de esta manera, responder directamente a sus necesidades sin gestionar nuevos trámites.

¿Cuáles son las diferencias entre la tarjeta de crédito y el tarjeta de crédito rotativo?

Con esta descripción parecería que las soluciones que ofrece cada producto financiero son muy similares, y aunque cuenten con características a fin como la capacidad de endeudamiento, lo cierto es que es posible identificar varias diferencias establecidas, por ejemplo, por los ingresos del cliente que hace la solicitud. Así, veamos las siguientes diferencias:

1. Número de cuotas

En este primer caso, en la tarjeta de crédito rotativo, el cupo se difiere de manera automática a la cantidad de clientes que determine la entidad financiera, mientras que con la tarjeta de crédito tradicional, es el cliente quien elige el número de plazos para saldar su deuda.

Diferencias

2. Tasas de interés

Otro de los aspectos más importantes tiene que ver con el funcionamiento de las tasas de interés. En el caso de los créditos rotativos o renovables, estos son capaces de mantener una tasa de interés fija. Aquí, los cobros de intereses se aplican sobre el monto que se transfiere a la cuenta, mientras que en las tarjetas las compras que se difieren a una cuota no están sujetas al pago de interés, por lo general.

3. Acceso a dinero en efectivo

Para acceder al dinero con el crédito rotativo, el cliente debe acceder a partir de la cuenta de ahorros o la cuenta corriente, lo que le permite una mayor disponibilidad de dinero. Aunque si bien la tarjeta de crédito también lo facilita a través de avances en efectivo, el acceso a recursos suele estar ligado a las operaciones comerciales que se realicen.

Ahora bien, usar uno u otro producto financiero, dependerá directamente de las condiciones que mejor se adapten a tus necesidades, así como también las condiciones monetarias para responder a cada una de ellas. Por ello es clave determinar, a partir de una evaluación del cliente, cuál es la mejor solución para sí.

Recuerda que en nuestra sección de Crédito contamos con mucha más información acerca del funcionamiento no solo de las tarjetas de crédito renovables o rotativas, sino también de otros instrumentos financieros que debes conocer muy bien para aprovechar de la manera correcta.